EL Observador

18:02 hrs. Lunes 22 de julio de 2013 Ramón García Gómez

Elección directa de Cores

La elección directa de consejeros regionales, que se realizará en noviembre junto con las presidenciales y parlamentarias, es un hito histórico. Por primera vez la ciudadanía tendrá la posibilidad de elegir a estos "senadores regionales" que trabajan junto al Intendente en la administración del presupuesto y la gestión a nivel de las regiones, en nuestro caso, la de Valparaíso. Es un avance de gran importancia y la antesala para que en el futuro el Intendente pueda ser elegido por votación popular.

Los consejeros regionales deben ser personas preparadas, con un conocimiento cabal del sistema de proyectos. La evaluación de proyectos es fundamental porque son quienes deben aprobar una infinidad de iniciativas que presentan las comunas. Además, deben ser responsables y asistir constantemente a las sesiones, efectuando visitas periódicas a las comunas que representarán, donde deben fiscalizar que la administración de todos estos recursos económicos que se transforman en proyectos para las comunas, sean bien ejecutados. A los cores les corresponde también fiscalizar la gestión del Intendente, fundamentalmente el manejo financiero, para evitar problemas que han existido en la administración regional. Son condiciones que la ciudadanía debe tomar en cuenta a la hora de emitir su voto.

Para que la comunidad vote informada, los medios de comunicación tienen una labor fundamental para explicar a la ciudadanía las funciones de los consejeros regionales y la importancia que tiene esta elección directa. Efectivamente, quienes conocen la actividad que desempeñan los consejeros regionales son las autoridades comunales, los antiguos sescos, los dirigentes vecinales y de organizaciones sociales, pero los vecinos muchas veces no saben de la existencia de estos protagonistas del quehacer regional.

Para que la gente tenga más conocimiento, es conveniente que quienes postulan a integrar el Consejo Regional hagan campaña, planteando sus ideas y proyectos y debatiéndolos con la comunidad, para que la gente se informe y conozca el trabajo que desempeñan, que muchas veces es menos visible que lo que pasa en un Concejo municipal cualquiera.

Habrá tres papeletas en noviembre, un voto para presidente, un voto -en el caso de nuestra región- para diputados, y un tercer voto para consejeros regionales y mucha gente ni siquiera va a marcar preferencia si no sabe de qué se trata, pero sería desaprovechar una gran oportunidad. La gente debe interesarse en el quehacer regional para que haya una sumatoria en pos del avance de todo el país.



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.