EL Observador

16:36 hrs. Viernes 17 de mayo de 2013 Eduardo "Yayo" Castro Urrutia

Quilpué y su patrimonio cultural

Me dirigía por calle Thompson de sur a norte y al llegar a Los Carrera, miro a mi derecha y observo la remodelación de una vieja y tradicional casona de la Ciudad del Sol que en este momento se está ejecutando. La casa a la que me refiero es la de don Roberto Troncoso, quien fuera el creador del simbólico periódico "El Quilpueíno".

Recuerdo haber estado en ella para una entrevista que se me hizo en mi calidad de guitarrero, cantor y creador de música folclórica. Don Roberto escribió una significativa historia de Quilpué que distribuyó en cuatro fascículos junto con el periódico de los sábados. Mi reflexión instantánea fue de placer por ver la mantención a lo largo del tiempo, de una estructura que es un verdadero patrimonio quilpueíno, donde vivió este personaje que también fue Secretario Municipal y como tal, alcalde subrogante en varias oportunidades.

A la luz de lo anterior me pregunté, ¿y qué es del resto del patrimonio cultural de Quilpué?, ¿qué fue del museo dedicado a Isla de Pascua que existía en la esquina de Aníbal Pinto con Andrés Bello?, ¿qué importancia tiene hoy la casona donde vivió don Carlos Condell, en el norte de la calle que lleva su apellido?, ¿qué pasó con la vieja, tradicional e histórica estación de Quilpué con su puente cruzando la línea del tren y donde la tradición cuenta que la bizcochuelera doña Mercedes Canelo, habría hecho un arco de bizcochos cuando se inauguró el ferrocarril que venía con el mismísimo Presidente de la época? ¿Cómo no fuimos capaces de juntarnos y haber presionado para haber modernizado esta estación en el mismo estilo que tenía antes que llegara el metrotren? ¿Qué pasó con el patrimonio cultural intangible como la Fiesta de la Primavera, que dicho sea de paso, se trató de revivir sin éxito hace unos ocho años atrás?, ¿la Semana Quilpueína y la Fiesta de la Vendimia en los viñedos de El Belloto, que terminaba con la coronación de una reina? Y me quedo sin profundizar sobre los patrimonios culturales rurales como La hacienda de las Palmas, la Viña Los Perales o la iglesia homónima. Toda una ruta patrimonial quilpueína.

Creo que hay un gran tema cultural pendiente en nuestra comuna y que la autoridad debiera tomar en cuenta. Hacer renacer la memoria patrimonial de la ciudad y mostrar sus bondades es una acción que debe establecerse. Es una obligación.



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.