EL Observador

20:24 hrs. Martes 07 de mayo de 2013 Santiago Matta Miranda

Extracción de agua sin derechos de aprovechamiento

Hace algunos días, la Corte Suprema emitió un fallo a favor de la extracción de aguas para empresas mineras, sin derechos de aprovechamiento, dictamen que básicamente se concentra en el Código de Minería y casi no considera el de Aguas. Básicamente expresa que en una manifestación minera se puede explotar el acuífero dentro de la concesión, es decir, que se puede sacar agua sin necesidad de cumplir con lo que dice el Código de Aguas.

Se trata de un fallo más que sienta un mal precedente, porque en el fondo la extracción de aguas debiese ser tratada dentro de los parámetros que exige el Código de Aguas y no el de Minería, lo que a nuestro juicio puede ser perjudicial.

Asimismo se debe tener presente que donde se localizan las pertenencias mineras es raro encontrar -a no ser que sea un acuífero cerrado o que algún sondaje pinche un acuífero encapsulado- un río subterráneo de los que existen en la cordillera. No es probable que ello ocurra. La minería en general se dedica a extraer roca y la mayoría de las veces el agua está entre la roca madre y la corteza terrestre, entonces es difícil que se planee extraer agua.

La situación puede pensarse al revés. Una persona podría hacer una concesión minera, -en cualquier parte- y extraer agua basándose en este artículo.

Actualmente, quien tiene la potestad para el otorgamiento de los derechos de aguas es la Dirección General de Aguas, bajo el régimen establecido por el Código de Aguas. Ahora, si una persona hace una concesión minera y de ella alumbra agua y la extrae, tal extracción quedará fuera del registro que lleva la DGA, por lo tanto se va a generar un desorden que no es bueno para el uso del recurso.

El acuífero que tiene Chile, en general, es muy bueno. Hay mucha agua subterránea, pero el tema es que la extracción tiene que ser ordenada porque de lo contrario se ven afectados los derechos de terceros. Prevenir que ello ocurra es parte de la función la Dirección General de Aguas. Entonces, cuando hay alguien que basándose en el Código de Minería pide una pertenencia de minería y extrae agua, dicho manejo no ingresa al registro de la Dirección General de Aguas y eso crea una situación bastante compleja. Por tal razón este fallo puede hacer peligrar esta sistematización, alterando los registros que se llevan.

Considero que es primordial mantener un orden y seguir avanzando, porque hoy en día, así como en el tema del agua superficial, los privados deberían preocuparse también de las aguas subterráneas.

Por eso es preocupante que alguien pueda constituir una concesión minera, construir un pozo y extraer agua sin cumplir con toda la tramitación que exige el Código de Aguas.



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.