EL Observador

13:56 hrs. Martes 23 de abril de 2013 Rodolfo Bickell Dumas

Región del Aconcagua II

Rodolfo Bickell Dumas / Doctor en Análisis Territorial - Universidad de Santiago de Compostela

Crear una región significa definir cuál será el territorio involucrado y establecer una potencial capital regional. Quienes son proclives a la idea de crear una nueva región, la del Aconcagua, no han establecido con claridad ninguna de estas dos exigencias. Entonces, es fundamental para iniciar en serio la discusión sobre este importante tema, que nos pongamos de acuerdo en esta materia.

¿Quiénes deben ponerse de acuerdo? Parlamentarios, alcaldes, empresarios, medios de comunicación, la comunidad, todos los que tengan una identidad sociocultural clara que sea contrastante con la de la costa de la Quinta Región. Una identidad más vinculada con la actividad agrícola que con la portuaria, una más orientada a la minería que a los servicios.

Otro requisito que se debe cumplir es que el nuevo territorio se adecúe a la organización electoral, en este caso asimilarse a la circunscripción electoral denominada Quinta Cordillera. De ser así (la decisión es política, se vota en el parlamento) debiéramos considerar a las comunas de Quintero y Puchuncaví actualmente pertenecientes a la Provincia de Valparaíso y a las comunas de Quilpué y Villa Alemana, actualmente parte de la metrópoli que se denomina Gran Valparaíso, cuestión compleja como ya lo mencionaba en una columna anterior.

El tercer requisito requiere de la opinión favorable del Consejo Regional de Valparaíso, o sea, de la mayoría de los 28 consejeros regionales que junto al Intendente conforman al Gobierno de la Región. En la actualidad 15 de estos consejeros pertenecen a la Quinta Costa y sólo 13 a las provincias del interior.

La redistribución del FNDR (Fondo Nacional de Desarrollo Regional) que en la Región de Valparaíso es de aproximadamente 55 mil millones de pesos es otro de los elementos a considerar, sin duda esto adquiere una enorme relevancia pues es la principal inversión de la región y debe mantener los equilibrios que hasta ahora el CORE ha logrado.

Finalmente y a modo de sugerencia, es indispensable que alguien lidere esta iniciativa, creo que los indicados son los municipios y su nueva organización.



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.