EL Observador

17:23 hrs. Martes 29 de enero de 2013 Darío Aguilera Manzano

Musealizando el territorio. Misión del Museo La Ligua en el 2013.

A pesar de la notable dimensión pública que ha adquirido la institución museo en las últimas décadas, aún persiste en la sociedad la idea que estos espacios culturales sólo albergan cosas antiguas con algún valor, lo que es lamentable cuando estos conceptos también provienen de las esferas de poder público. Sin embargo esta miopía política sobre el rol de los museos en la actualidad se ve contrastada por el creciente interés por parte de la ciudadanía de asumir un rol más protagónico en el desarrollo cultural de sus respectivos territorios. Este nuevo paradigma donde la cultura es valorada como pieza fundamental para el desarrollo social de los pueblos es la que compartimos en el Museo La Ligua, enfoque que forma parte de nuestra misión y visión.

Lo anterior responde a la idea de concebir al museo como un crisol de oportunidades para la transformación del entorno. Así, se convierte en agente de desarrollo del presente que nos ayuda no sólo a configurar una idea del pasado, sino también a imaginar nuevas posibilidades para el futuro, un lugar en donde es posible trabajar en pos del mejoramiento de la calidad de vida de una comunidad y su territorio.

El Museo de La Ligua ha desarrollado de manera ininterrumpida una labor con un fuerte sello social y educativo por más de 25 años, lo que le ha significado el reconocimiento de sus pares en el país. La clave de esta vigencia radica en sus esfuerzos permanentes por estrechar lazos sólidos con la comunidad local.

Es por ello que durante el 2013 junto con trabajar en la consolidación de todas nuestras áreas orientaremos fuertemente nuestra labor hacia lo social con la misión de establecer nuevos lazos con la comunidad y reforzar los existentes, paso necesario para dar comienzo a uno de nuestros grandes sueños que es la de iniciar la musealización de la Provincia de Petorca, entendida esta como la creación de espacios locales donde la comunidad asume un rol protagónico en el desarrollo de políticas culturales, lugares que se presentan como una gran oportunidad para la creación y fomento del arte y la cultura local.

Trabajaremos afanosamente con las organizaciones sociales y culturales de la provincia estableciendo primero las confianzas necesarias para el establecimiento de un modelo de gestión cultural en red y de carácter asociativo que nos permitan avanzar juntos en la habilitación de museos vecinales o comunitarios que trabajen con el patrimonio vivo de dichos lugares, donde además como museo podamos realizar actividades culturales y educativas.

En definitiva nuestra idea de museo va en la dirección de concebirlos como espacios vivos y dinámicos al servicio de la sociedad y su desarrollo.



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.