EL Observador

13:03 hrs. Viernes 07 de diciembre de 2012 Luis Apablaza Contreras

Exija criticar a la autoridad porque para eso está el periodismo

Quizá como un idealismo romántico, uno de los pocos pero sinceras utopías que he tenido en mi corta vida, al estudiar Periodismo, entendí que la fiscalización a la autoridad al reportear y publicar era esencial. Incluso en algunos ramos, las nociones de "cuarto poder" emocionaban a muchos que encontraban la "teoría crítica" como parte de sus vidas.

La verdad es que llegar al mundo laboral la práctica se vuelve muy distinta. No tengo mayores reparos en evidenciar que cada vez hay más colegas que se abanderan con algún tipo de posición política o esfera de poder o, bien, trabajan para ellos. No tengo mayores reparos al respecto, porque es una opción válida de llevar el sustento al hogar.

Lo que sí me llama mucho la atención es que las autoridades o personas con poder crean que puedan utilizar los medios para impartir sus ideas, sin dejar de tener una mirada distinta.

Si lo que se está haciendo como iniciativa es algo que pretende mejorar ciertas deficiencias del sistema público, tenemos el deber cívico de publicarlo.

Sobre todo por tener dicha arista como profesional hacia lo político y económico, es que he tenido diversas controversias con las autoridades locales.

Cuando realizaba la práctica como estudiante, el entonces alcalde de San Felipe no reaccionó de la mejor manera al preguntarle por el futuro de la feria que se coloca en la antigua terraza del principal paseo de la ciudad.

Así me ha pasado con diferentes alcaldes, concejales, gobernadores y desde la intendencia alguna vez me trataron de "insolente" cuando escribí que las autoridades regionales no tenían idea de la realidad de Aconcagua.

Pero eso es lo que me han dicho personalmente. En la interna, las conversaciones y pensamientos de algunos varían en que yo o nuestro diario somos "fachos" o "comunachos" según corresponda. Pero pónganse de acuerdo, pues mi pensamiento no puede ser más ideológico que el no tener ninguna ideología, menos simpatizar con algún partido político, así me da libertad de criticar cualquier accionar sin intereses creados.

Creo que con gente de todos los sectores he tenido alguna discusión en la cual al final sale alguna ofensa o insulto. Eso al final solamente demuestra el poco control racional de las ideas que dicen defender, aunque eso es un defecto de nuestros políticos a nivel país.

Es el llamado de atención a las nuevas autoridades que desde hoy tienen la labor de forjar el desarrollo de nuestras comunas. Esta semana ya tuvimos algunas diferencias, por lo mismo, aunque al final se entendió que es parte de nuestro trabajo: seguiremos fiscalizando e interpretando lo que ocurra desde las relaciones de poder.

Esa es una tarea histórica por los que hacemos Periodismo, aunque ya hay muchos colegas en todo el mundo se les haya olvidado ese precepto.



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.