EL Observador

10:41 hrs. Martes 27 de noviembre de 2012 Francisco Jorquera Santis

Sobre la PSU

Francisco Jorquera Santis / Psicólogo

Muchos jóvenes de nuestro país se encuentran expectantes, ansiosos y esperanzados ante la rendición de la Prueba de Selección Universitaria (PSU), "instrumento de medición" para seleccionar "a los mejores" que ingresarán a las más destacadas universidades del país.

Es lo que se espera, elegir a los mejores, futuros médicos, abogados e ingenieros, que generalmente obtienen los puntajes más elevados para acceder a las respectivas carreras de esas profesiones. No obstante, todos sabemos que este instrumento es una herramienta más para reproducir la brecha de inequidad social existente en nuestro país, favoreciendo a los hijos de familias con sustento económico suficiente para entrenarlos en un proyecto educacional particular pagado, en donde se "alcanzan a pasar" todas las materias de cada ramo, en desmedro de aquellos jóvenes de familias que simplemente "tuvieron" que enviar y "confiar" en un proyecto educacional público.

Un sistema que favorece el exagerado centralismo de nuestro país, por lo demás, y que incita a la desmedida competencia entre establecimientos educacionales y entre los mismos jóvenes, fiel conducta del modelo neoliberal que ha sentado las bases de la cultura imperante de nuestra sociedad chilena actual.

Básicamente se trata de replicar el modelo, desde la sala de cuna hasta las aulas de los establecimientos de educación superior, sea cual sea, en donde los oprimidos, los excluidos, aquellos que se les enseñó lo que el profesor alcanzó a pasar en un año en medio de un sinfín de programas sociales que juegan entre medio, el elevado nivel de estrés y las bajas remuneraciones, se enfrentan a una PSU en disímiles condiciones en comparación a aquellos que han sido favorecidos por el sistema actual.

Por cierto, establecer una sola regla para medir a todos los jóvenes de Chile para ingresar a la educación superior, no va más allá de una lógica basada en la mercantilización del mismo proceso, la educación y del conocimiento en general.

Esa es la lógica, que especialmente los estudiantes del sistema público deben doblegar hoy en día al rendir la PSU, y que muchos esperamos más temprano que tarde podamos cambiar a favor de la igualdad de esta sociedad.



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.