EL Observador

10:01 hrs. Lunes 26 de noviembre de 2012 Marlene Alejandra Chacón

Contra la violencia de género

Marlene Alejandra Chacón / Periodista

"Todo Chile se moviliza contra la violencia hacia las mujeres" es el lema que une a distintas ciudades, que una vez más se expresa en contra de la violencia de género, lamentable realidad que suma todos los días nuevos casos de abuso dentro de muchos hogares y la comuna de San Felipe ha querido sumarse a esta manifestación nacional.

En tribunales se ha vuelto cotidiana la realización de controles de detención a hombres, de distintas ciudades, edades y condición económica, relacionados por algo en común: ser sorprendidos por vecinos o familiares agrediendo físicamente a su pareja.

Muchas de estas mujeres utilizarán esta oportunidad para hacer algo contra su agresor. Otras, los defenderán o simplemente callarán y la historia continuará como hasta entonces y seguirán siendo vulneradas. Muchos de estos casos pasan más tarde de la violencia a terribles casos de femicidio.

Hace menos de un mes, exactamente, el martes 6 de noviembre, se cumplía un año desde la muerte de la sanfelipeña Tamara Lepe, quien falleció a causa de los golpes causados por su pareja cuando ya tenía 8 meses de embarazo.

Tal vez nadie de su círculo más cercano se imaginó alguna vez que esto podía pasar y no hubo modo de evitar semejante desenlace.

Distinto fue el caso de otra joven madre de Santa María, Alicia Silva, asesinada en junio de este año, con más de una decena de puñaladas efectuadas por su ex pareja, quien ya había sido denunciada anteriormente por maltrato. Sin embargo, ella no acudió a la formalización de esa denuncia.

Para no ir más lejos, desde la noche del jueves 15 de noviembre se nos ha dado a conocer los detalles del funcionamiento de una red de prostitución que ofrecía servicios sexuales de menores de edad y, que tenía entre su lista de clientes a conocidos personajes públicos. Entre ellos, un empresario local.

Por eso, como sanfelipeños, mujeres y también hombres, no podemos ser indiferentes y una forma es denunciar. No solo la violencia física, también la psicológica y la explotación sexual, la discriminación de la mujer en el trabajo y tantas otras formas en que la mujer es subvalorada.

Otra forma de hacer algo es formar parte de la masa que alza la voz. De esta forma numerosas ciudades del país han dejado de manifiesto que no están de acuerdo y rechazan la violencia de género, sobre todo aquella que afecta a las mujeres.



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.