EL Observador

11:52 hrs. Viernes 23 de noviembre de 2012 Dr. Alexander Neaman

El foro común como instancia de decisión

Los estudiantes de Chile protestan y reclaman educación gratuita. Otros grupos sociales en el país pudieran reclamar otras cosas, como precios más bajos de alimentos, bencina y vivienda. Es importante entender que nada surge de la nada. Cualquier adición puede ser lograda sólo quitando de alguna otra parte. Está claro que las decisiones tomadas bajo la influencia de la fuerza -como ocupación de recintos universitarios- se volverán ineficaces a largo plazo. Entonces, ¿cómo lograr que todos estén contentos? Imagínese una familia que discute cómo distribuir el dinero para satisfacer las necesidades de cada miembro. Todo debe ser considerado: el número de hijos, la salud de los padres y los abuelos, el ingreso mensual, los gastos imperativos...

Probablemente, se requiere actuar a nivel nacional bajo el mismo principio de interconexión familiar, creando un foro abierto. En éste, se presentaría una lista de demandas, y todos juntos harían el orden de prioridades. Obviamente, al comienzo cada uno pedirá lo máximo para sí mismo. Luego, al participar en el foro, empezaría a comprender los pedidos de los otros y, probablemente, estaría listo para ceder algo de lo suyo. De esta manera, se lograría un consenso mutuo entre la gente. Aunque nadie recibirá el 100% de lo deseado -ya que los recursos son limitados-, las relaciones entre las partes conflictivas de la sociedad se mejorarían, dado que las decisiones serían tomadas en el espíritu de conexión mutua.

Un muy buen ejemplo de tal foro abierto es la jornada de reflexión realizada recientemente en la Facultad de Agronomía de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso. Los estudiantes y profesores fueron divididos en grupos de 2 profesores y aproximadamente 20 estudiantes. Los principales temas de discusión fueron: ¿Cuál debiera ser el rol, estructura y financiamiento de la educación superior en Chile? ¿Qué lecciones se aprendieron en las movilizaciones de 2011?

Respecto a la gratuidad de la educación, se concluyó que ésta no es la solución al problema de financiamiento de la educación superior en Chile. Los aranceles diferenciales y selección más rigurosa al momento de ingresar a la universidad fueron propuestos como soluciones al problema. Respecto a las lecciones que se aprendieron en las movilizaciones de 2011, se destacó que el generar instancias de comunicación es fundamental para la solución de conflictos.

Los participantes también reflexionaron respecto a las temáticas que se podrían desarrollar en las próximas jornadas. Tales jornadas de reflexión tendrían un impacto muy positivo en la Facultad de Agronomía, ya que las decisiones serían tomadas en el espíritu de conexión mutua entre profesores y estudiantes.



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.