EL Observador

11:10 hrs. Martes 20 de noviembre de 2012 Santiago Matta Miranda

Escasez hídrica: consecuencias de 40 años sin inversiones

Es verdad. Nunca habíamos tenido cuatro años de escasez hídrica consecutiva y estas han sido sequías bastante serias, en especial las de los años 2003 y 2011. Y es en relación a esto que se han hecho obras bastante positivas, sobre todo considerando lo correlativo de estas.

En un primer año se probaron y habilitaron los pozos, luego se instalaron todas las bombas y en este año ya se generó una conducción de agua que es básicamente lo que nosotros esperábamos desde hacía bastante tiempo y que quedará completada durante este periodo.

Es difícil catalogar algo como positivo considerando que en 40 años ningún gobierno hizo nada en términos de estructuras de río en la región, y esto es algo que claramente nos ha hecho pagar las consecuencias, pero al menos las obras construidas durante este periodo representan un gran avance.

Hemos logrado aumentar en algún porcentaje los caudales, pero la verdad es que cuando tenemos 300 litros en el río para 21 mil hectáreas la situación se vuelve absolutamente imperativa.

Hasta ahora se ha cumplido gracias a la cuarta sección, quienes nos entregaron agua durante 42 y 36 horas en diferentes años, algo que nos sirvió mucho para entregar los canales con una buena cantidad una vez por semana. Mientras que por otra parte se adoptó la medida de traer el agua directamente desde el subsuelo para verterla al río, lo que si bien no logró los resultados que idealmente se esperaron, de alguna forma sentó las bases para realizar la correcta conducción de estas, vale decir se creó el camino.

Al analizar esta situación se puede apreciar que la Región de Coquimbo tiene mil 500 millones de metros cúbicos en su embalse, mientras que en la de Valparaíso recién se está haciendo uno de 27. Estamos a años luz y definitivamente ya la región ha sido la más afectada dentro de la emergencia de escasez hídrica del país y es obvio que se necesitan proyectos y soluciones. Por lo mismo cualquier aporte, por pequeño que sea, significa de alguna forma un avance.



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.