EL Observador

10:21 hrs. Jueves 25 de octubre de 2012 Santiago Matta Miranda

El respiro de las lluvias de octubre

Las últimas lluvias que han caído en la zona nos darán un respiro en medio de esta fuerte sequía que viene azotando a nuestras comunas. Con el agua caída, el sector agrícola podrá contar con el recurso hídrico por al menos dos semanas más, sin embargo si no hay más precipitaciones tendremos un complejo panorama para noviembre.

En la penúltima lluvia que se presentó en la zona tuvimos sobre 70 milímetros en casi todas las comunas, pero fueron precipitaciones que casi no tuvieron acumulación de nieve. Lo rescatable es que esta sorpresiva agua caída nos dejó más o menos dos semanas de relajo en cuanto al abastecimiento del recurso hídrico en la tercera sección del Río Aconcagua y llenó napas porque fue una lluvia bastante grande.

Por su parte, la última lluvia nos dejó menos milímetros, entre ocho y quince, pero cayó mucha nieve y eso completará el respiro en cuanto a la escasez de agua de al menos dos semanas que tendrá la actividad agrícola de nuestras comunas.

Sin embargo, soy majadero al plantear que estas lluvias recientes nos entregan un respiro pasajero y es por ello que es muy importante dejar en claro que seguimos con escasez hídrica y por eso el verano se ve bastante complejo.

Como Asociación de Agricultores creemos que esta temporada que estamos iniciando va a ser bastante similar a la del año pasado en cuando al abastecimiento de agua, eso quiere decir que los meses de enero y febrero van a estar bastante complicados y de no implementar prontas medidas, también en el mes de noviembre deberíamos tener dificultades.

Y en ese sentido, la medida más urgente que hemos solicitado a las autoridades es que se declare a nuestras comunas como "zona de escasez hídrica" y de hecho el intendente Raúl Celis ya hizo su parte y el trámite se encuentra en instancias finales. Entonces, esa determinación debería decretarse prontamente y de ese modo se podrán habilitar obras que no tienen derechos constituidos como el caso de los pozos y de esa forma poder asegurar el abastecimiento de agua para una dura temporada.

Ahora, en cuanto a la estrategia de aplicar la declaración de zona de escasez, como Asociación habíamos acordado con las autoridades que dicha determinación tuviera una duración de seis meses, por lo tanto tampoco es muy efectivo para nuestros objetivos pedir de manera muy anticipada la medida, ya que corremos el claro riesgo de quedarnos sin agua en los últimos días del verano.

La idea es que la determinación pueda cubrir toda la época de riego con mayor demanda y bajo esa lógica hemos hablado que durante esta segunda quincena de octubre la declaración de escasez sea un hecho, porque eso permite que las autoridades puedan empezar a trabajar en un corto plazo en las obras correspondientes y con ello poder paliar en parte la dura sequía que se nos viene.



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.