EL Observador

10:07 hrs. Viernes 12 de octubre de 2012 Eduardo Caballero Valdés

Asociatividad, una oportunidad de innovar y crecer

Al internarse en la postulación, realización o implementación de proyectos que involucran investigación, desarrollo e innovación (I D i) para el sector productivo, se plantea que el proyecto sea tecnológicamente atractivo y que se relacione con las necesidades del entorno, pero existen también otras preguntas que son fundamentales. ¿Tengo contactos o proveedores que puedan ofertar la materia prima? ¿Existen clientes que necesiten comprar mi producto? ¿Existe un lugar donde poder escalar el proceso para poder evaluar su viabilidad?

Por otra parte, en el caso de tener ya un producto único o con un grado de desarrollo e innovación puedo preguntarme lo siguiente: ¿Tengo alguna forma de comercializar mi producto de forma segura y validando los beneficios que éstos tienen? ¿Puedo llevar a cabo la internacionalización y llegar a exportar mi producto? ¿Hay clientes o socios con los que me pueda potenciar en el exterior? ¿Cómo contactarme con ellos?

Al final de la jornada, si se tiene un producto, un proceso o una materia prima dentro de la cadena de valor de los productos funcionales o nutracéuticos, lo que surgen son más preguntas que respuestas. Es por ello que las instancias que contacten a los distintos actores de este puzle son esenciales. Al respecto, el "Tercer foro hispano-chileno en industrias agroalimentarias" es un ejemplo de articulación entre los protagonistas de los negocios biotecnológicos chilenos y españoles. Dicho evento se llevó a cabo la semana recién pasada en Madrid y ha sido organizado por el Centro Regional de Estudios en Alimentos Saludables Creas-PUCV y la Fundación Parque Científico de Madrid (Fpcm) con el auspicio de ProChile. Al evento asistieron representantes de cinco empresas de la Región de Valparaíso, donde destacan Clean Energy, Confites Merello, Desert King Chile, Eckart y Natural Response. Durante el foro las empresas realizaron exposiciones con el fin de que los empresarios y científicos españoles conocieran los productos e ideas innovadoras en materia de alimentos y productos saludables/funcionales y poder establecer redes de contacto que les permitan realizar cooperaciones que fortalezcan las vías de comercialización y validación de productos.

Al mismo tiempo, se destacó a Quillota a través de Aarón Golzman, asesor del Municipio, quien promocionó el Parque Científico Tecnológico Industrial de Quillota como plataforma de acción y colaboración entre España y Chile, haciendo hincapié en que el Fpcm contará con una oficina dentro de las instalaciones de su análogo chileno. Dicha alianza permitirá a las empresas regionales poder incubarse y acelerar su crecimiento, reactivando de esta forma la economía, tomando como punto de partida la gran cantidad de recursos tanto agrícolas como científicos y tecnológicos que posee la Región de Valparaíso para la generación de productos y/o alimentos saludables/funcionales.

De esta manera, el "Tercer foro hispano-chileno en industrias agroalimentarias" se posiciona como una notable y exitosa oportunidad de establecer lazos técnico-comerciales y por sobre todo de encontrar respuesta a muchas de las preguntas que las empresas y centros de investigación se plantean al iniciar el desarrollo de nuevos productos y proyectos.



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.