EL Observador

12:00 hrs. Martes 24 de julio de 2012 Carlos Gómez

Prevenir e informarnos, lo más importante a la hora de salir con menores

Carlos Gómez / Docente Prevención de Riesgos - Universidad Federico Santa María

Tomando el caso del pequeño Rafael Dides, que sin duda conmocionó a todo el país con su desaparición y muerte, caben las recomendaciones respecto a los cuidados que se deben tener con los niños al momento de salir de vacaciones en lugares que pudiesen generar algún peligro. Lo primero que uno debe hacer es informarse de las condiciones meteorológicas en el período que va a asistir al lugar, ya sea playa, montaña, nieve o campo. También es importante identificar los lugares que puedan ocasionar accidentes y si hay lugares que revistan algún peligro informar inmediatamente a toda la familia cuáles serían las zonas prohibidas.

Fundamental es cuando uno arrienda una casa, revisar el interior de la habitación y el exterior más cercano. Podemos separar en dos grupos, en el interior de las viviendas es revisarlos utensilios de cocina que pudiesen presentar algún riesgo y que estén en mal estado. Identificar además los desniveles, las instalaciones eléctricas defectuosas. Hay algunas ocasiones en que las casas se empiezan a sobrepasar con la cantidad de muebles, lo que también puede presentar peligro. Y sobre todo estar preparado, informar a la familia y tener un pequeño plan de evacuación en caso de algún terremoto, aluvión o alguna situación que se presentara.

Con respecto al exterior, hay que recalcar también que no solamente los niños presentan algún tipo de riesgo importante sino que las personas adultas a veces también que tienen algún problema debido a su avanzada edad con respecto a algunas conductas de riesgo que pudiesen presentar. Por ejemplo, revisar las zonas perimetrales, para que no puedan ingresar animales al interior del terreno ni tampoco salir niños. Poner énfasis en lo que son portones y puertas de acceso, con un seguro en la parte superior de que sea de difícil acceso y también evaluar en el entorno posibles pozos que a veces quedan al descubierto y sin protección, zanjas que pudiesen haberse ocasionado por lluvias y algún tipo de desnivel en la cual la persona puede rodar, caer y golpearse con algún tronco, árbol o piedra.



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.