EL Observador

16:15 hrs. Viernes 13 de julio de 2012 Ricardo Ortiz Calderón

Grandes sueños y pequeñas realidades

Con suma atención he leído toda la información que ha aparecido en "El Observador" respecto a la remodelación del Parque Aconcagua y en principio, me parece un proyecto muy bonito, sin embargo, tengo mis dudas respecto al uso del parque ya que a pesar de que este es importante pulmón que tiene la ciudad, tiene poco uso. Algunos aducen un tema de distancia y otros un tema de seguridad, no lo tengo claro, el hecho es que la gente no va.

Si le agregaran una costanera, cosa que vengo leyendo hace muchísimo tiempo, las cosas serían diferentes, la idea es excelente. De igual manera me llaman la atención estos proyectos magníficos e impresionantes que se presentan en determinadas etapas y que de repente no pasan de ser sólo una bonita intención.

Creo que debiéramos ajustar nuestra realidad a cosas más concretas, como lo es el centro de Quillota. Aún hay sectores que necesitan mucha preocupación de parte de nuestras autoridades. Sería bueno rescatar las cosas que tenemos y que los públicos y los privados trabajen juntos para lograr un buen objetivo.

El proyecto de parque es muy bueno e interesante, pero sería bueno pensar en cosas más "aterrizadas" como el mejoramiento del entorno más diario. Por citar un ejemplo, como comerciante, sé que la Municipalidad invirtió mucho dinero, hace varios años atrás, en cambiar la iluminación del centro, pero hoy, esa iluminación quedó obsoleta.

La plaza Los Ceibos es un lugar que a pesar de haber sido remodelado, aún necesita un trabajo mayor para lucir como debiera ser. Las nuevas obras no se aprecian porque están escondidas detrás de pedazos de murallas y generadores. Eso me llama a decir que hay que mejorar lo que tenemos.

Hipotéticamente, si el proyecto del parque Aconcagua finalmente se llevara a cabo, tengo muchas dudas acerca de si la gente iría, porque a pesar de lo que ofrece hoy, en cuanto a juegos para niños y espacios de recreación, definitivamente es un lugar que no "engancha", tal vez sea porque la gente no encuentra en él las comodidades necesarias para pasar un buen rato.

Remodelarlo sería espectacular, pero creo que si bien no hay que dejar los sueños grandes de lado, sería bueno apuntar a cosas más pequeñas y cercanas a la realidad actual.

Otra cosa que me llama la atención es la intención de la Municipalidad de trasladarse a otros sectores. Si bien es cierto que la modernidad tiene que llegar a nuestra ciudad, no recuerdo lugares con el desarrollo y las características de Quillota donde los municipios estén fuera del área central. La Municipalidad debe estar frente a la Plaza de Armas y si lo que se busca es modernidad ello se podría alcanzar remodelando el edificio.



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.