EL Observador

16:27 hrs. Viernes 12 de agosto de 2011 Natalia Castro Avilés

Sujetos de deseo

Es común escuchar frases como "si yo fuera flaca?", "si tuviera ese trabajo?", "si fuera millonaria?", "si tuviera ese sueldo?", todos estos enunciados aluden al mismo concepto: el deseo.

¿Y qué es el deseo? Desde la antigüedad hasta nuestros días, autores como Aristóteles, Platón, Hegel, Descartes, Freud y Lacan, entre otros, han intentado dar una definición de este concepto, siendo complejo lograr una comprensión de éste. Sin embargo, intentaré dar una breve y poco pretensiosa explicación de dicho término.

El sujeto se constituye como un sujeto en falta, por esta razón vivimos en un permanente estado de insatisfacción, de no sentirnos completos y siempre estamos deseando algo. De esta manera, nuestra sociedad se rige en torno a este constante desear lo que el otro tiene. Pongo el siguiente ejemplo: la Quinta Región se caracteriza por tener balnearios que van desde Papudo hasta Santo Domingo. La visitan muchos turistas en el año y obviamente esta tasa se incrementa en los meses de verano, que es la estación donde nuestras playas cobran vida y algunas de ellas se vuelven el escenario perfecto para que ciertas personas puedan mostrar a otros sus atributos físicos. Vemos mujeres con cuerpos que cualquiera de nosotras quisiéramos tener y que cualquier hombre podría desear. Si se dan cuenta, en los dos géneros se pone en juego el deseo, ambos queremos algo de eso que se muestra. Pero, como explicaba al comienzo, esto no es azaroso, sino más bien se engancha en la lógica que somos seres deseantes y por ello siempre insatisfechos.

Ahora bien, el punto no está en intentar no serlo, porque eso sería infructuoso, más bien la idea es entender que nos constituimos de esa manera. Cuando uno logra concebir que vivirá siempre en esta insatisfacción, puede mirar desde otra perspectiva todas aquellas cosas que nos pasan y puede entender que esa sensación constante que algo nos falta es porque somos sujetos de deseo.



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.