EL Observador

13:22 hrs. Viernes 11 de mayo de 2012 Eduardo "Yayo" Castro Urrutia

La nueva voz para el desarrollo cultural de Quilpué y Villa Alemana

La llegada del diario "El Observador" para Quilpué y Villa Alemana es muy importante porque todos sabemos lo que significa ésta última comuna, es muy atractiva, tiene un buen vivir, la "Ciudad de los Molinos" siempre se ha caracterizado por tener grandes iniciativas, especialmente culturales, mientras que Quilpué ha crecido una barbaridad, ha sido una explosión más o menos grande y se ha transformado en una de las comunas con más habitantes en el país, es mucho más grande que otras que son más reconocidas.

Para la nueva Provincia de Marga Marga, con Quilpué como capital, el que llegue una nueva expresión escrita de comunicación al servicio de la comunidad es muy importante, pues el que aparezcan más medios para saber lo que está sucediendo en esta zona es muy bueno y, conociendo este prestigioso diario, más todavía, incluso me parece que va a ayudar para que Quilpué pueda crecer comunicacionalmente y la ojalá que sea de larga vida.

Esto también es una ayuda indiscutible para el desarrollo de la cultura. En Quilpué las instituciones vinculadas a este ámbito son muy variadas, incluso tenemos una Casa de la Cultura en calle Serrano que a mi parecer hace una labor bastante loable, aunque yo no sé qué es lo que preferimos, si mostrar o hacer cultura, porque yo estoy por hacer cultura, vale decir, no sé si será tan interesante mostrar eventos culturales o que la gente de Quilpué pudiera hacerlo y para eso necesitamos el apoyo de muchas instituciones, tanto de la municipalidad como de privados y por cierto de un nuevo medio de comunicación.

Por ejemplo, se podrían contratar monitores que vayan a los centros comunitarios, organizaciones sociales y clubes deportivos a enseñar, de tal forma que la gente se involucre, porque las personas se interesan mucho más por la cultura cuando la hacen, que cuando asisten como espectadoras. Por eso yo creo que, en ese aspecto, no tan sólo Quilpué, sino muchas comunas adolecen de esa situación, porque se habla mucho de cultura, pero el tema es que estamos llenos de farándula.

Si no hacemos cultura y solamente nos invitan a verla, no vamos a entenderla. En la comuna hay varias instituciones que son muy respetables como la Asociación de Folclore y que reúne a varios conjuntos, hacen actividades muy interesantes, pero cuentan con poca promoción, entonces, el papel de "El Observador" de Quilpué y Villa Alemana, va a ser, a mi juicio, el ser el canalizador del acontecer cultural de la zona y la voz de todas estas organizaciones.



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.