EL Observador

10:30 hrs. Martes 10 de abril de 2012 Andrés Merello Norero

Modernidad y capacitación continua

Hoy en día el nivel educacional de los trabajadores ha mejorado. Prácticamente todos las personas que se presentan tienen al menos los estudios cumplidos hasta cuarto medio, en ese sentido ha habido un avance en el tiempo.

Sin embargo, una de las carencias que se perciben es que faltan técnicos. En general se puede ver que quienes tienen la oportunidad de desarrollar algún trabajo de educación superior tienden mucho a elegir carreras universitarias, despreciando, tal vez, los estudios técnicos. Se aprecia allí una necesidad importante, tanto aquí en Limache y también el resto del país. Sin embargo, independiente de los estudios que los trabajadores tengan al salir del colegio y los estudios que se puedan lograr con una carrera universitaria, en los tiempos de ahora es tan dinámica la manera en cómo van cambiando los procesos, las maquinarias y los gustos, que hay que empezar a pensar en un sistema de capacitación continua. Por eso muchas es veces es necesario recurrir a personas de afuera, cuando debería ser posible trabajar con personas de Limache.

En estos momentos, todo va cambiando tan rápido, de manera que el proceso de capacitación no termina cuando se sale del colegio o de la universidad sino que es necesario que las personas se sigan capacitando.

Muchas empresas se acogen a los programas de capacitación del Gobierno, a través del Sence y Corfo, entre otros. Hay muchas variantes.

Actualmente la gente está aceptando de muy buena manera los programas de capacitación. Incluso las mismas empresas incluyen los procesos de certificación y programas de seguridad. Las mutuales ofrecen cursos de dirección. La oferta es bastante amplia.

Hay una parrilla muy interesante en cuanto a cursos y todo indica que están siendo aprovechados tanto por las empresas como por los trabajadores. Ahora no hay que descansar, hay que adaptarse al ritmo de la evolución.



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.