EL Observador

10:11 hrs. Martes 03 de abril de 2012 Francesca Canala Pecchenino

El desafío de cambiar la propia mentalidad empresarial

Uno de los aspectos fundamentales para el desarrollo de cualquier actividad empresarial o comercial es la capacitación, tanto del empresario o comerciante, como asimismo de sus trabajadores o dependientes. Al respecto, la Cámara de Comercio de Quillota está trabajando en este momento con los organismos de gobierno Sercotec y Sence.

En una primera etapa es importante apuntar a la capacitación del empresario, ya que es preciso lograr un cambio de visión de pasar de comerciante a empresario, entonces la Cámara de Comercio quiere otorgar las herramientas necesarias para generar ese cambio.

El llamado que hacemos es a no quedarse en el metro cuadrado propio porque es muy fácil quejarse de que los demás no hacen nada, de que la ciudad no cambia y el país tampoco, pero ¿qué hacemos nosotros? Entonces, la Cámara está procurando, en este momento, las herramientas necesarias para generar un cambio, en el que el comerciante comience a pensar con mentalidad de empresario.

Esta transformación llama a que también sus trabajadores sean mejorados en sus puestos, porque su condición va a ser mirada de otra manera. Ellos son el capital humano que enriquece nuestro negocio. Por lo tanto, si no nos consideramos empresarios, malamente vamos a mirar el recurso humano como capital realmente y a tratarlo como corresponde, respetando las leyes y pagando sueldos acordes a las tareas desempeñadas.

Entonces, lo primero es un llamado de atención para que no nos quedemos quejándonos de lo que pasa afuera y miremos hacia nuestro negocio.

El curso para los empresarios comienza el 10 de abril y es el primero de toda una planificación que está realizando la Cámara de Comercio este año, apostando entre otros, al tema de las transacciones digitales, es decir, la gestión de ventas a través de Internet.

La segunda etapa es una alianza con Sence que permitirá capacitar a nuestro capital humano para fortalecerlo.

De esta manera podemos decir que todo está al alcance de la mano, sólo es cuestión de tomarlo y crecer juntos, ya que tal como se moderniza la ciudad, también debe hacerlo su comercio.

Afrontar desafíos como este requiere un equipo importante de personas preparadas para esta etapa de cambios y aprendizaje, cuyo objetivo principal será lograr primero un cambio de visión del comerciante, que muchas veces se cierra y piensa que está bien así y que es el resto el que está mal. Por lo tanto, para afrontar desafíos externos como afrontar el crecimiento y la modernidad del entorno y el mercado, es necesario, primero, asumir la tarea de cambiar la propia mentalidad empresarial.



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.