EL Observador

11:27 hrs. Martes 13 de marzo de 2012 Andrés Merello Norero

Comercio local versus grandes cadenas

Competir con las grandes empresas no es fácil para los pequeños comerciantes. En ello hay temas fundamentales.

La situación económica y cómo evoluciona el país, cuyo impacto es muy relevante, influye, pero son variables que no son manejadas por los propios comerciantes.

Entonces pareciera ser que hay tres áreas donde se puede tener cierta influencia. En primer lugar, como algo a nivel "macro" dentro de la comuna, es buscar la asociatividad para generar un trabajo público - privado, de modo de lograr un espacio grato que sea atractivo para los limachinos y los atraiga a comprar en ciertos lugares a los que antes no se les hubiera ocurrido entrar. Por ejemplo, generar estacionamientos y veredas agradables, es decir condiciones que hagan que el entorno sea ameno.

Lo segundo, dentro de las áreas de influencia, sería que los comerciantes locales traten de identificar muy bien cuáles son las necesidades que se quieren satisfacer y no busquen competir directamente con estas grandes cadenas, que hoy en día ofrecen condiciones de precio y variedad que son de primer orden. Sería muy bueno orientarse más hacia el área de servicios y buscar una diferenciación.

También la innovación es algo que siempre es bueno. Invertir en los negocios es importante. Que se vea renovación en los locales comerciales, que sean agradables y tengan vitrinas bien decoradas de modo de atraer al cliente desde la calle.

Como tercer punto, sería bueno que los pequeños comerciantes se vinculen con el comercio por Internet. En estos tiempos, todos los consumidores primero consultan por Internet y después van a comprar.

Lo que deberían hacer es generar plataformas virtuales, independiente de que sean pequeños comercios, restaurantes, empresas de turismo. Todo puede cotizarse por Internet.

Lo más importante es convencer a los limachinos para que opten por el comercio local y creo que esto es meramente un tema publicitario.

Hay que mostrarles a los consumidores que comprar en Limache tiene sus ventajas, entre ellas, la cercanía. Es importante destacar también la variedad que hoy ofrece el comercio de la zona, que es bastante. Esto comparado con lo que existía hace varios años.

Según mi opinión, el hecho de que hayan llegado las grandes cadenas ayuda, no perjudica, ya que uno tiene todo al alcance su mano. Tenemos una gama de alternativas y podemos comprar todo. De repente vamos a la farmacia, tomamos un café, vamos a la librería y pasamos a comprar el pan, entonces si uno va generando cosas buenas, el comercio local se potenciará.



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.