EL Observador

10:58 hrs. Martes 21 de febrero de 2012 Natalia Castro Avilés

Reality: ¿Por qué los vemos?.

Natalia Castro Avilés / Psicóloga - Magíster en Psicología Clínica

No puedo dejar de comentar en este espacio el fenómeno asociado a los reality. ¿Qué produce en las personas?, ¿por qué son tan vistos?.

Los reality shows son definidos por la real academia española como: "Programa televisivo que muestra como espectáculo los aspectos más morbosos o marginales de la realidad". Pero esta definición puede ser ampliada de características ya que son programas de televisión que muestran la interacción entre un grupo de personas, que no necesariamente se conocen entre sí, pero la mayoría de éstos son conocidos por la audiencia. Todo esto en un encuadre que se caracteriza por estar con cámaras de televisión que registran las 24 horas del día los movimientos de los sujetos que han tomado la decisión de exponerse frente a todo un país.

Eso es lo que define el setting de un reality. Pero lo que llama la atención es por qué el público se "engancha" tan fácilmente con este tipo de shows. Si nos detenemos por un momento, creo que este fenómeno tiene más de una arista.

La primera está relacionada con los canales de televisión. Cuando comienzan a transmitirlos están siendo constantemente apoyados por los programas de farándula, quienes comentan lo que va sucediendo y por los medios escritos, que dan portadas con lo sucedido la noche anterior. Todo esto hace que la gente se levante y empiece a ser bombardeada con esta información e inevitablemente todos los círculos sociales se empiezan a cerrar si no sabes del tema, ya que todos comentan al respecto. Razón por la cual tienes que empezar a ver el show porque se produce un fenómeno de inclusión ? exclusión.

La otra arista va por lo que ocurre a nivel psíquico. Cuando vemos a un grupo de personas interactuando y reaccionando frente a diferentes estímulos, se produce un fenómeno espejo que produce identificación con algunos rasgos de estos sujetos y sus reacciones. Esto provoca que tomemos partido por algunos participantes y no por otros. Cuando comienzan los conflictos, como nos hemos identificado con alguno (s) de ellos, empezamos a experimentar emociones. La identificación genera que nos convirtamos en espectadores habituales de esta "realidad" televisada, lo que provoca el alto ranking que tienen, de todas maneras sigue siendo una opción el ver este tipo de programas pero está capacidad de elegir cada vez es menor porque los canales de televisión abierta dan menos lugar a otros opciones.



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.