EL Observador

11:33 hrs. Martes 03 de enero de 2012 Natalia Castro Avilés

La sexualidad femenina

Empieza mi búsqueda de artículos que puedan darme algunas pistas respecto a la sexualidad de la mujer y me encuentro con "nombres de toda la anatomía femenina", "punto g", "10 consejos para ser una mujer más atrevida", "métodos anticonceptivos", "sexo", "infecciones", "mitos", "fantasías", etc. Quedo un poco decepcionada porque, a mi parecer, la sexualidad femenina no se reduce a la genitalidad, al acto sexual o a la maternidad, obviamente son aspectos de ella pero no la definen.

Hay muchos autores que, a través de la historia, han intentado abordar este tema que, para algunos, pareciera ser tan simple. El trabajo que se ha realizado en torno a la sexualidad femenina ha permitido en psicoanálisis ir descubriendo la vida sexual de la mujer adulta; sin embargo Freud, en sus primeros años de investigación con sus pacientes histéricas, dirá que la vida de la mujer adulta sigue siendo un "dark continent", es decir un continente oscuro. Lacan se centra en la noción de ser mujer, en la condición femenina que llamó: hacia la sexualidad femenina, porque implica un recorrido, no es algo natural. Con esto se refiere a que el haber nacido hombre o mujer no determina el posicionamiento sexual, sino que se trata de una decisión, de una asunción por parte de ese sujeto de su sexualidad. Dice Lacan que el hecho de que el lenguaje se instale entre el hombre y la mujer imposibilita una relación natural entre los sexos, no es una cuestión de naturalidad.

Con lo anterior retomo lo que señale al comienzo. En el ámbito de la sexualidad femenina no se debe hacer un acto reduccionista a la genitalidad porque eso tiene relación con lo natural o instintivo que no corresponde a nuestro registro porque vivimos insertos en el registro de lo simbólico, es decir mediado por el lenguaje, por tanto la sexualidad tiene que ver con ciertos signos que dicen algo de un sujeto a otro.

A propósito de esto, me surge una interrogante ¿podemos pensar que la sexualidad femenina se agota en la maternidad?, por el momento, me parece interesante quedarnos con una frase de Lacan que permite realizar el ejercicio de la reflexión y dar un paso más allá de lo meramente tangible: "lo verdadero en una mujer es aquello que va más allá de su posición maternal, es decir, cuando lo que en ella adviene madre no llega a obtura -una vez y para siempre- su deseo".



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.