EL Observador

10:16 hrs. Miércoles 26 de abril de 2017 Roberto Silva Bijit

Tener una biblioteca es tener más gente interesante en la casa

Este domingo se celebró el Día Internacional del Libro. Y se eligió, en honor a un extraña coincidencia, ya que el día 23 de abril de 1616, nació el escritor inglés Williams Shakespeare y murió el escritor español Miguel de Cervantes, las dos mayores expresiones en lengua inglesa y española de la literatura universal. También ese día murió el famoso escritor peruano, Inca Garcilaso de la Vega.

Desde que estaba en el colegio comencé a formar mi propia biblioteca, donde fui guardando los libros de todos esos autores que lograron estremecerme con sus textos.

Mis primeras lecturas de libros estuvieron vinculadas a la biblioteca que mi papá tenía en la casa. Especialmente autores españoles y franceses. Antes había juntado muchas revistas, que habían sido escuela de lectura.

Me ocurre algo especial con la biblioteca. Cada vez que paso frente a ella, me parece sentir que algunos autores me llaman, me piden que lea sus escritos, que los prefiera frente a otros, o sencillamente, que les diga que nos juntamos en una próxima oportunidad. Siento que hay mucha gente inteligente, que en distintas épocas, incluso 400 o 500 años atrás, escribieron cosas que hoy están frente a mí. Me gusta saber que esas personas nos acompañan en la casa y están ahí, con cara de hojas ordenadas, apoyados entre otros libros con sus pensamientos. Cada uno abrió su corazón y su mente para escribir su libro y lo dejó impreso para que miles de personas pudiéramos conocer sus planteamientos, sus ideas, sus emociones. Manejo dos o tres libros en el velador, que terminan siendo como dos o tres autores que me acechan para que los tome y los siga leyendo.

Buena idea hacer una fiesta para los libros, que son tan fundamentales en la vida de cada uno de nosotros. Si cuando éramos chicos nos enseñaron el gusto por la lectura, ese placer se transformará después en una pasión para toda la vida. Hay muchos establecimientos que celebrarán el día con muchas actividades, para reforzar el hábito y gusto por la lectura.
En lo personal, acompañaré a mi buen amigo Aníbal Ríos Montt, el Sheriff de Quillota, siempre preocupado de la cultura y la educación, a repartir varios cientos de libros que consiguió a través de la Fundación Manuel Montt, ese presidente de Chile que fue su antepasado. Iremos por las bibliotecas más importantes de la zona, entregando muchos libros. Será una gran celebración del Día del Libro.

¿Cuántos libros tiene en su casa?

Se lo pregunto sólo para que Usted lo piense. A veces hay pocos, a veces hay muchos. Lo interesante es que queden a la mano de todos, que sean variados como para abrir nuevas expectativas, para generar cambios y entusiasmos. La lectura siempre nos hace grandes, siempre nos llena de regalos para el alma y la mente.
Los expertos dicen que un buen método para incentivar la lectura es leerles cuentos a los niños, ya que a medida que ellos van escuchando, van también creciendo en ganas de leer, en unir ellos las letras y las palabras para formar ideas, para entender una historia, para aprender de lo leído.

Necesitamos más bibliotecas, con mejores sistemas para prestar libros y poder llevarlos a la casa. En todo el mundo el sistema de préstamos a domicilio se encuentra muy desarrollado. En nuestra zona tenemos varias bibliotecas que prestan libros, pero todavía son muy pocos los usuarios.

Lo invito a leer. Busque un libro que tenga en la casa y diviértase leyendo un rato. Siempre encontrará algo importante en una lectura, algo que puede entretenerlo, o bien, hasta cambiarle la vida.

Pocas cosas tienen tanta influencia como la lectura en la vida de cada uno de nosotros.



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.