EL Observador

8:21 hrs. Viernes 26 de agosto de 2016 Felipe León Díaz

La falta de propuestas en cultura por parte de los candidatos

Comenzó oficialmente la campaña de los candidatos a alcaldes y concejales de las distintas comunas del país. Con ello empezaremos a ver decenas de caras bonitas -y otras no tanto- que con la ayuda del sagrado "Photoshop" aparecerán en las redes sociales y prontamente por las calles de cada ciudad, prometiendo lo que muchas veces no pueden cumplir. Pero siempre las propuestas son escasas o, al menos, no es lo primero que el vecino se entera o sabe. Además hay ciertos temas que copan la agenda y dejan de lado otros donde las futuras autoridades también deberían fijar su mirada con mayor atención. Me refiero principalmente a la cultura y las artes.

En el caso de la Provincia de Marga Marga, sobran los dedos de una mano para contar los postulantes a las respectivas municipalidades que han manifestado sus ideas, propuestas o proyectos en el ámbito cultural y artístico. Y no me refiero a la organización de una actividad en particular, sino a temas más de fondo que los candidatos deberían asumir o por lo menos empezar a preocuparse.

Por ejemplo, es hora de que los municipios comiencen a considerar, en todos sus eventos culturales, la presentación de una o más bandas locales, a quienes además, se les debería pagar por su presentación. No se trata de exigir una locura, sino de valorar y dignificar el trabajo de los músicos. Los compositores de Marga Marga no pueden permitir que sean invitados a actividades organizadas por municipalidades sin considerar una remuneración de por medio. Se debe luchar para que la música y cualquier expresión artística no siga siendo un elemento decorativo.

También es importante contar con salas de ensayo y estudios de grabación, las principales necesidades de los músicos de la zona. Si las municipalidades abrieran este tipo de espacios, se esperaría que fueran de uso gratuito, lo que significaría un real apoyo a los proyectos musicales locales.

Esas son tres ideas, pero claramente esto debería resolverse de otra forma. Es de suma importancia que los concejos municipales, en conjunto con las organizaciones culturales y los artistas, trabajen en una política comunal de cultura, generando un trabajo en conjunto entre las autoridades y quienes desarrollan alguna expresión artística, acercando el arte a los sectores más vulnerables y los colegios. Esto se debe llevar a cabo a través de una coordinación entre todos los entes involucrados, entendiendo el rol de la cultura y las artes en el desarrollo del país, como áreas capaces de generar capital humano, concientizar a la sociedad y formar mejores personas.



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.