EL Observador

8:17 hrs. Martes 23 de agosto de 2016 Andrés Gonzalez Valencia

Quillota durante la Guerra Civil de 1851

Tras el desembarco de la revolución en la bahía de Papudo ?el 6 de octubre de 1851- la cual habría de seguir la ruta del Aconcagua y San Felipe para invadir la ciudad de Santiago; el gobierno no sólo dispuso de una fuerza que fuera capaz de interceptarlos, sino que también puso en guardia a todas las plazas importantes de la actual Región de Valparaíso.

Por su parte, la revolución, tras conocer la defensiva gobiernista, resolvió cambiar la ruta a Santiago desviándose hacia el oriente por el cajón de Las Vacas, tomando el camino que circula entre Tilama, Hierro Viejo y Petorca.

Este movimiento ofensivo fue finalmente interceptado en el pueblo de Petorca -el 14 de octubre- por las fuerzas cívicas de Los Ángeles, Putaendo y Petorca, comandado por el coronel Juan Vidaurre.
A eso de las 8 de la mañana, en todo el valle central del país se sabía que un enfrentamiento en el Valle de Petorca se libraba con tesón, ante lo cual todas las plazas de armas circundantes sólo aguardaban obtener noticias positivas de un triunfo de los sublevados para dar la orden de formar sus líneas de defensa.

Poco después de las 9 de la mañana, y aun en pleno desarrollo de la batalla en Petorca, el Comandante de Armas de Quillota -el señor Ramón Dueñas- reportaba el pronto arribo del teniente coronel Dávila, en cuya persona caería la responsabilidad de dirigir la defensa del valle y entrar al apoyo de las autoridades de San Felipe, en caso de un triunfo de la revolución en Petorca.

Este día, Quillota recibe de la Ligua, dos cañones de montaña listos y con todo su juego de armas completo, municiones y metrallas, balas, etc. Estaban acuartelados cerca de 250 hombres del batallón cívico, a la espera de la caballería y del arribo del señor Dávila.

El teniente coronel Dávila llega a Quillota a las 10 de la mañana del 14 de octubre; mismo día de la Batalla de Petorca, la cual fue finalmente abatida por Vidaurre dando un respiro a los valles interiores de la actual región de Valparaíso, quienes no bajaron el estado de alerta en protección del gobierno de don Manuel Montt.



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.