EL Observador

9:30 hrs. Viernes 12 de agosto de 2016 Francisco Calderón Quinteros

La locura Pokémon y la nueva era de los videojuegos

Desde que pasó a ser uno de los puntos neurálgicos del juego para smartphones "Pokémon Go", la plaza de Quillota ya no es la misma de antes. Jóvenes y otros no tanto llegan hasta este lugar con sus teléfonos para ver si logran atrapar a su creatura favorita, ante los ojos de otros vecinos que, sorprendidos, son espectadores diarios de lo que genera este juego en la comuna y en todo el mundo.

Para muchos se trata de una locura, un sinsentido o derechamente una idiotez. Para otros, es un juego sano, que permite que las personas vuelvan a salir a las calles y se reencuentren en sus plazas. Sea cual sea la opinión, lo cierto es que para nadie ha sido indiferente este juego.

Lo que pasa es que, claramente, todo cambio histórico genera detractores y defensores, y eso es algo natural. Para las personas más estructuradas, los paradigmas establecidos son los que deben ser, mientras que para los más liberales, el sistema puede variar. Y en los juegos esto también aplica.

Antes los niños sólo jugaban en las calles de tierra, corriendo y ensuciándose. Cuando aparecieron las consolas de videojuegos, nadie podía creer que los jóvenes ahora se encerrarían en sus casas para entretenerse mirando una pantalla. Después aparecieron los juegos en línea por Internet y, junto con éstos, los detractores que no encontraban correcto que los niños se conectaran con otros desconocidos. Y siempre la conclusión es la misma: la tecnología trae cambios inevitables que, guste o no, hay que aceptar.

Ahora es lo mismo. Es el tiempo de los videojuegos de realidad aumentada, en que una pantalla ya no delimita el universo de acción, sino que la plataforma ahora son las calles. "Pokémon Go" lo inició y, seguramente, le seguirán cientos juegos más.

De hecho, ya salió la información de que están elaborando el clásico juego de pistolas "Counter Strike" para smartphones, en el que, bajo el mismo sistema del juego de Pokémon, los usuarios deberán recorrer las calles y dispararse virtualmente entre ellos.

Locura o no, lo que está claro es que estamos en una nueva era de los videojuegos que recién comienza y que romperá con lo que hasta ahora se creía posible. Por esto, lo más sano es no resistirse al cambio, dejar de lado la amargura, vivir y dejar vivir.



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.