EL Observador

11:26 hrs. Viernes 29 de abril de 2016 Felipe León Díaz

La necesidad de crear audiencias para actividades culturales sin artistas famosos

Marzo y abril son los meses en que distintos organismos públicos exponen ante la comunidad sus respectivas cuentas públicas de gestión, destacando los proyectos, actividades y otras iniciativas realizadas el 2015, además de los desafíos para el 2016. Y las municipalidades también caben en esta categoría, dando a conocer los principales logros de la gestión del alcalde o alcaldesa.

El tema es que la cultura y las artes siguen posicionados en los últimos lugares del trabajo de los municipios. Es cierto que en el caso de la Provincia de Marga Marga todas las municipalidades se caracterizan por desarrollar una amplia actividad cultural, con diversas actividades durante el año, pero hay un problema común: no siempre estas iniciativas cuentan con la asistencia de público que se merecen.

Hay varios factores que influyen en este último punto. Uno de ellos tiene relación con el bajo interés de las personas por asistir a eventos culturales o artísticos donde no se presentan personajes reconocidos a nivel nacional en el ámbito de la música u otra disciplina. En caso contrario, de seguro el espectáculo será un éxito, pero una actividad donde participan sólo artistas locales es muy difícil que replete un espacio como una gran sala o un teatro.

Por lo mismo es de suma importancia que los gestores culturales y artistas, en conjunto con las autoridades, comiencen a trabajar en conjunto para crear audiencias. Esto debería materializarse en actividades previas en distintos sectores de las comunas para promover eventos en particular, mostrando parte del repertorio que traerá el show principal. Se trata de una estrategia de difusión efectiva y no banal y anticuada como un simple afiche pegado en un poste del alumbrado público o circulando por las redes sociales.

También es necesario impulsar con más fuerza el desarrollo de talleres, especialmente en el caso de los niños y adolescentes, porque en esos grupos etarios aún estamos a tiempo de despertar el interés por las artes y la cultura. En estas instancias, además, se puede motivarlos para que asistan como público a los eventos no sólo porque hay un artista famoso que se presentará en esa ocasión, sino por el sólo hecho de apoyar una determinada gestión o porque existe un ánimo de aprender.

La falta de público en jornadas culturales y artísticas donde sólo participan exponentes locales es un tema que se debe resolver con una correcta organización, haciendo de la creatividad el motor y el resultado de toda intención.



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.