EL Observador

11:07 hrs. Viernes 18 de noviembre de 2011 Cecilia Castro M.

Importancia de la unión vecinal en la lucha por la delincuencia

En una reciente entrevista el Presidente de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos de Villa Alemana, manifestó una gran preocupación por la cantidad de aumento en la delincuencia que ha sufrido la ciudad en el último tiempo, algo que en su cargo ha podido apreciar muy de cerca.

Y la verdad es que el dirigente no está equivocado pues según los datos de la última Encuesta de Seguridad Ciudadana (Enusc) los niveles de victimización de Villa Alemana alcanzaban un 36.6%, lo cual significaba un alza de 5.5 puntos porcentuales en comparación a la medición anterior, mientras que la percepción de temor presentaba un 34.4%, porcentaje mayor al promedio de la región.

Pero quizás lo peor no sea el porcentaje de niveles delictuales que ostenta la comuna, porque eso la gente común y corriente no lo puede evitar. Hay algo con lo que la población si puede contribuir y se resiste a hacer y esto es denunciar.

Según la misma encuesta en Villa Alemana se presenta uno de los niveles más bajos de denuncia de delitos con un 37.2%. Siendo los argumentos más frecuentes para no hacerlo pensar que la pérdida no fue lo suficientemente seria con un 16,4%, que la justicia no hubiera hecho nada con un 15,8% y finalmente que la policía no podría haber hecho nada con un 14,4%.

Por eso es importante que la población esté consciente de cuál es su misión en la lucha por la delincuencia. En primer lugar, es importante denunciar cada uno de los delitos de los que sean víctimas -por pequeños que estos sean- pues es la única forma de asegurar que las fuerzas policiales concentren sus fuerzas en los sectores más conflictivos.

Pero otro aspecto fundamental es la unión vecinal. Lamentablemente, me ha tocado ver durante mi reporteo, muchos lugares donde la gente no sabe quiénes son sus vecinos más cercanos, muchas veces ni siquiera saben quién es la persona que vive al lado de su casa sin darse cuenta de cómo esto afecta la seguridad del barrio.

Pero también he visto el otro lado de la moneda, aquellos sectores unidos donde cada vecino no sólo se preocupa de la seguridad de su casa sino de la de todo su vecindario. Y para esto no hay que necesariamente pegar el típico cartel "Yo cuido la casa de mi vecino", lo que realmente importa es que los barrios tengan un plan de acción en caso de delitos.

Porque si bien es cierto que las autoridades deben preocuparse de nuestra seguridad, no podemos dejarles todo el trabajo a ellos porque muchas veces la solución más inmediata está en nuestras propias manos, ya que lamentablemente, los delincuentes se dan cuenta cuando la gente no está unida.



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.