EL Observador

13:17 hrs. Martes 01 de septiembre de 2015 Gabriel Abarca Armijo

Combatir la delincuencia es tarea de todos

El tema de la seguridad pública ha estado en la palestra siempre, aunque pareciera que ahora se cometen más delitos que antes. Esto puede entenderse como un real aumento en los hechos delictuales, o simplemente una mayor notoriedad de éstos a través de los medios de comunicación. Lo cierto es que es una preocupación de la comunidad, ya que la sensación de inseguridad ha incrementado, sobre todo considerando episodios como la ola de robos ocurrida el año pasado en locales comerciales.

Pero además, el transeúnte común y corriente también está expuesto. De acuerdo a reportes entregados por Carabineros, los robos con violencia son el principal delito cometido en el centro, y a esto se suma el incremento de delitos en los barrios, en especial en aquellos sectores que se caracterizaban por ser tranquilos, pero que ahora también son víctima de la delincuencia.

De hecho, los vecinos de "El Horizonte" de Los Andes se organizaron y han integrado al resto de la comunidad, a fin de encontrar una solución a una problemática que se instaló hace tiempo en su barrio. Y uno de los hechos más preocupantes tiene que ver con la participación de menores de edad en la ejecución de delitos, considerando su nivel de responsabilidad penal y reincidencia. De hecho, la semana pasada, y tal como lo consignó ?El Observador?, siete adolescente entre 15 y 17 años fueron detenidos por estar involucrados en algún ilícito.

Y como siempre, cuando hay un problema se buscan responsabilidades, las cuales, de acuerdo a la propia población, son variadas. Desde el municipio, Carabineros, la PDI, Fiscalía, los jueces, políticos, en fin, una amplia lista de supuestos responsables del aumento de la inseguridad y la delincuencia.

Y si bien es cierto, cada uno de los actores mencionados tiene parte dentro del tejido social, las culpas no pueden ser echadas sobre una sola persona o institución, ya que así como la ciudad se construye entre todos, también entre todos se deben buscar soluciones y respuestas.

Por lo tanto, es importante que entre comerciantes y vecinos nos cuidemos, y que de las mismas poblaciones surjan ideas que permitan erradicar la delincuencia y entregar un ambiente más apropiado a las nuevas generaciones. Sí, hay autoridades e instituciones encargadas de velar por este tema, pero no por eso la comunidad debe dejar de lado su cuota de responsabilidad.



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.