EL Observador

12:08 hrs. Viernes 30 de mayo de 2014 Alejandro Pacheco Guzmán

Se necesita un transporte público de calidad urgente

Hace sólo algunas semanas apareció el resultado de un estudio elaborado por el Núcleo de Estudios Metropolitanos del Instituto de Estudios Urbanos y Territoriales de la Pontificia Universidad Católica de Chile y la Cámara Chilena de la Construcción, donde se ubica a San Felipe como una de las ciudades con peor calidad de vida a nivel nacional.

En este índice aparece en el penúltimo lugar de un total de 25 ciudades intermedias, que tienen población entre 50 y 200 mil habitantes. En este estudio se analizaron varios factores, entre los que se cuentan la conectividad, el estado del tránsito y el transporte público. En este último punto es en el que me voy a detener.

Los que no tenemos auto y nos vemos en la necesidad de ocupar tanto los taxis colectivos, como los microbuses, nos hemos dado cuenta que actualmente éstos están operando sumidos en un verdadero caos. No se cumplen los horarios, los recorridos y algunos conductores dan una muy mala atención.

En el caso de los taxis colectivos locales, fácilmente una persona se puede demorar cerca de 10 minutos en poder subir a uno de los móviles e iniciar su viaje. Esto pasa porque nadie respeta los recorridos establecidos y los conductores pueden ir a cualquier punto de la cuidad. A veces hay que prácticamente que "rogarlos" para que puedan ir a dejarte a tu casa, pese a que esta queda en su recorrido.

En la zona hay nula fiscalización de las autoridades del transporte y por eso actualmente está operando la "Ley de la Selva", donde los usuarios nos sentimos indefensos ante la arbitrariedad con que funciona un sistema que supuestamente es público. Creo que esto es uno de los más significativos factores que están actualmente afectando la calidad de vida de los sanfelipeños.

En una cuidad moderna y una capital provincial, tomar locomoción no se puede convertir en un tormento. Es necesario que las autoridades (muchas de las cuales no usan el transporte público) se den cuenta de lo que diariamente debe sufrir el ciudadano de a pie. Creo que si lo hicieran, se solucionaría todo en menos de 24 horas.

Considero que se necesita urgentemente una reformulación de la actual plan de transporte de la comuna y también provincial, porque creo firmemente que la situación no da para más y está afectando seriamente a los habitantes de la zona y una imagen que se tiene de San Felipe, donde mucha gente ha llegado por una mejor calidad de vida, la que al parecer quedó sólo como un buen recuerdo.



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.