EL Observador

15:48 hrs. Lunes 14 de abril de 2014 Paula Aguirre Correa

Portón cerrado al desarrollo

El pasado viernes, al mediodía, dos parejas de jóvenes en motocicletas intentaron ingresar a la ribera del embalse Los Aromos para disfrutar de la compañía y de la hermosa vista que entrega este gran espejo de agua. Intentaron acceder por el portón instalado por la Dirección de Obras Hidráulicas (DOH), en el cruce del camino que conecta Los Laureles con Tabolango, pero el guardia de seguridad apostado en el lugar les prohibió el acceso.

"El Observador" junto a un grupo de parceleros que tienen propiedades "enclaustradas" por este mismo portón fiscal, tuvo mejor suerte, pues argumentamos que nos dirigíamos a las oficinas de la DOH. Antes de ingresar, eso sí, anotó la patente del vehículo, el nombre de cada uno de quienes ingresaban y hasta la cédula de identidad.

Panderetas, alambradas, y hasta excavaciones que impiden el paso, ha instalado con recursos del Estado esta repartición del Ministerio de Obras Públicas, que tiene a su cargo el hermoso lago artificial. Ello para evitar que los "mortales" ingresen al recinto, reservado sólo para quienes deben realizar un trámite o para los privilegiados funcionarios de la DOH.

En período estival, más hacia la costa, a la altura de La Victoria, los veraneantes que acceden al llamado camping de Portezuelos, se las ingenian para acceder a la ribera del embalse, mientras que hacia Los Laureles, propietarios que tienen acceso a la ribera, hasta cobran para un momento de recreación y deportes náuticos, también adueñándose de lo que no les pertenece ni a ellos ni a la DOH, sino a todos los chilenos.

Las definiciones del embalse Los Aromos como un reducto turístico han quedado en el olvido, pues cuesta entender que después de más de una década que un estudio encargado por el MOP arrojara su potencial turístico, todavía no se haga nada al respecto.

Pero cuesta entender más aún que un grupo de parceleros de un bien común, no pueda acceder a sus propiedades porque el portón de acceso al Embalse Los Aromos instalado por el organismo fiscal, lo hiciera previo a sus parcelas que permanecen no sólo enclaustradas, sino también despobladas y desvalorizadas.

Lo que desean los parceleros justamente es declarar el tramo Ruta 60 -camino Tabolango- hasta la jurisdicción predial del embalse Los Aromos (esto es hasta el segundo portón hoy desmantelado) bien nacional de uso público, de tal manera de permitir el libre acceso a las parcelaciones colindantes a este camino, terminando con los perjuicios que por años han sufrido.

Si la Dirección de Obras Hidráulicas pretende continuar con su reducto y a la vez balneario particular -pues muchos creen aquello- al menos trasladen el acceso y permitan a la comunidad desarrollar sus proyectos habitacionales y de emprendimiento. Por más de una década se los han solicitado y ya es hora de generar una respuesta favorable.



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.