EL Observador

11:24 hrs. Viernes 28 de octubre de 2011 Francesca Canala Pecchenino

El boulevard visto desde nuestros locales

Debido al proyecto Entre Plazas, la Cámara de Comercio realizó una encuesta democrática mediante la cual se consultó negocio por negocio a los que se van a ver involucrados en esta iniciativa municipal y se les preguntó si aprobaban o no un boulevard. Se trató de una encuesta que iba directamente enfocada a los afectados, a diferencia de la encuesta municipal que fue dirigida indistintamente a transeúntes, comerciantes, vecinos, etc. La pregunta de la Cámara de Comercio, fue directa. El 70 % está en contra de que se construya el boulevard por la eliminación de los estacionamientos y porque además atenta al comercio de las calles que se reformularán.

Las consecuencias del uso del espacio público también implican otros problemas: va ser invadido por vendedores ambulantes; qué va a pasar con la seguridad; se agrandan las cuadras, pero la ocupación de estos espacios adicionales no está definida y todo ello nos hace sentir perjudicados.

Como precedente tenemos el ejemplo de la calle Valparaíso de Viña del Mar, donde a causa del establecimiento del boulevard quebró la mayoría de los locales y tuvieron que rediseñarla repensando la supresión de los estacionamientos. En nuestro caso se va intervenir una arteria principal de la comuna, y como representante del comercio quillotano me preocupa que esto nos va a perjudicar. Además está el aspecto práctico de cómo se van a descargar los productos.

Nosotros proponemos el rescate de la identidad de Quillota ya que como ciudad tenemos potencial, no es necesario intervenir las veredas y sacar los estacionamientos. Hay tantas cosas que faltan y que son más importantes, tales como luminarias, basureros, árboles, etc. ¿Qué pasa con calles Freire y Prat? Nos parece que este proyecto no es global, no incluye a toda la comuna.

Por otra parte, el dibujo del proyecto no se asemeja a cómo será en la realidad, puesto que lo muestran sin cables aéreos y al consultar en Chilquinta nos informaron que eso no va suceder; las veredas se ven más amplias de lo que van a quedar. No olvidemos que hace un año se intervinieron y ahora se van a romper nuevamente, ¿por qué no se hizo este proyecto en su momento? , dos intervenciones no se entienden.

Así las cosas parece una pésima idea como se ha desarrollado la ciudad, se está dejando fuera la opinión de mucha gente ya que se debe considerar que el cierre total por un mes de cada cuadra para remodelarla, significa cerrar los locales. El comercio da el 20, 8 %del trabajo en Quillota, más que el sector agrícola, entonces cabe preguntarse qué va pasar con esas familias, porque no se pueden mantener los empleados sin un mes de ventas. ¿Será la municipalidad la que asumirá este costo?



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.