EL Observador

13:18 hrs. Viernes 17 de enero de 2014 Juan Carlos Cerda Ruz

¿Barrio comercial en paz?

La Cámara Nacional de Comercio (CNC) presentó a mediados de octubre un completo informe sobre los delitos que afectan al comercio, cuyos datos son relevantes para tomar medidas de seguridad y para que las autoridades entiendan que se trata de un tema muy sensible para nuestro sector.

Tanto los hogares como los establecimientos comerciales sufren el problema de la delincuencia, pero sus características y el efecto que provocan difieren en ambos casos, ya que hay varios elementos que afectan al comercio, por lo cual se hace necesario un análisis separado para generar medidas que permitan reducir los altos índices que tenemos en la actualidad.

La Encuesta Nacional Urbana de Seguridad Ciudadana (Enusc) considera los ilícitos cometidos en los hogares y no en los negocios, siendo distintas las características de estos, al igual que la periodicidad, modus operandi y estacionalidades. Por lo tanto, se requiere modificar la ley de protección a la seguridad y protección de los trabajadores, en lo referido a entregar más atribuciones a la policía para investigar dentro de las primeras 48 horas y que los atenuantes considerados para bajar la condena a los delincuentes sean comprobados por un juez de garantía. Sin embargo, el proyecto de ley que modifica la normativa existente lleva varios años en el Congreso.

Las medidas de seguridad adoptadas por el comercio son disímiles de acuerdo al rubro y la ubicación de cada local. Por ejemplo, las botillerías atienden protegidas por rejas y otros utilizan cámaras de seguridad, instalación de alarmas y monitoreo. Lamentablemente dichas medidas no son suficientes especialmente para el comercio minorista ya que siguen los asaltos.

En el caso de La Calera, a tres años de la instalación de alarmas no existe un protocolo para los usuarios, además las policías no tienen registro de la ubicación de los locales que las poseen, por lo tanto hay muchos negocios que teniéndolas no las usan.

En noviembre se conocieron los resultados del Noveno Informe sobre Victimización del Comercio, del cual se desprenden datos como: un 46,1% de los encuestados dijo haber sido víctima de algún tipo de delito; el hurto, el hurto hormiga y el grafitti, son los delitos de más recurrencia; el sector "negocios por menor" presenta una incidencia de 43,1% de delitos; el 52,3 % de los afectados por algún delito no denunció el hecho; el 67% de quienes denunciaron señalaron no haber tenido los resultados esperados con las denuncias; el 42,4% de quienes no denunciaron, no lo hacen por desconfianza en la eficacia de la denuncia; el 52,4% de los encuestados dijo haber aumentado las medidas de seguridad en los últimos meses; el efecto más importante de un delito es "la baja moral de los trabajadores", seguido por "interrupción de la actividad comercial"; el 61,7% cree que los delitos son más violentos que hace un año, lo que representa un aumento de ocho puntos respecto del segundo semestre de 2012. ¿Barrio comercial en paz?



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.