EL Observador

19:22 hrs. Viernes 10 de enero de 2014 Christian Velásquez Cabrera

El cambio climático y la adaptabilidad de las especies

Christian Velásquez Cabrera / Profesor y Licenciado de Filosofía PUCV. Agricultor

No es la primera vez que el clima en la tierra experimenta un cambio. Los cambios climáticos han ocurrido en la larga data de nuestro planeta, de hecho, han existido períodos muy largos de mucho calor y otros de mucho frío. Para nadie es novedad lo que digo.

Lo que nunca ha ocurrido es que frente a un cambio climático tan marcado como el que hoy experimentamos, habiten tantos habitantes en el planeta, alrededor de ocho mil millones de personas. Tal vez resulte un poco exagerada la cifra del guarismo, pero es más o menos, la cantidad de gente que cohabita contemporáneamente. El problema principal que empezó a enfrentar la población mundial es la supervivencia de todos estos habitantes.

¿Podrá el mundo alimentar tal cantidad de gente? En principio hay disponibilidad de alimentos para todos, ya que existen en el mundo enormes extensiones de terrenos aptos para la agricultura que aún no han sido explotados, lo que nos da una sólida esperanza para enfrentar el futuro. Sin embargo, esta esperanza debe moderarse con otros aspectos adyacentes a la disponibilidad de terrenos agrícolas. Esos aspectos concretos son la adaptabilidad de las especies a los cambios externos del clima.

Lamentablemente, no todas las especies se están adaptando a los cambios que experimenta el clima. Muchas se extinguirán sin lugar a dudas. Y muchos seres humanos dejarán de existir a consecuencia de lo mismo. Un factor determinante que nos juega rotundamente en contra, es el estilo de vida de nuestra sociedad moderna. El hombre moderno es depredador por esencia, su mentalidad está basada en el desecho y en la acumulación de productos de consumo.

Si nuestras conductas y nuestras políticas públicas siguen su curso actual, lo más probable es que en unos decenios más el hambre y la muerte sean parte de nuestro cotidiano vivir. Aún es tiempo de rectificar los errores, pero para eso hay que generar conciencia en la población respecto a que estamos frente a un cambio que involucra la supervivencia de una parte importante de nuestra especie. De hecho, un destacado científico nacional me comentó que si el clima sigue así, existe el peligro que toda nuestra especie desaparezca.

Hay que poner el tema en el tapete, debe ser materia de análisis y estudio, tanto en los colegios como en las universidades, a fin de que se cree conciencia del problema y se tomen decisiones paliativas antes que el tsunami climático arrastre todo lo que encuentre a su paso.



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.