EL Observador

11:43 hrs. Martes 07 de enero de 2014 Magdalena Córdova Córdova

¿Cómo vivirán su vejez las nuevas generaciones?

Las nuevas generaciones poco o nada piensan cómo podría ser el panorama que tengan que enfrentar en unas décadas más, total, para qué anticiparse, si falta tanto para llegar a ser adulto mayor.

Esta semana conocí la experiencia inolvidable que el Coro de Adultos Mayores de San Felipe tuvo en una gira que realizaron por el norte del país, hasta llegar a Ilo en Perú, donde deslumbraron con sus voces a los habitantes de este país hermano.

Sin duda que disfrutaron de este momento, pero su historia me sirvió para pensar que ojalá las nuevas generaciones puedan disfrutar así de su vejez, sin embargo, a la vez surgieron una serie de temores.

Los adultos mayores de hoy trabajaron desde jóvenes y tenían la conciencia de ahorro para el futuro, adscribiéndose a algún sistema de pensiones.

Sin embargo, las nuevas generaciones, que comenzamos a trabajar más tarde, poco y nada tenemos presente el sumarnos a un sistema así. Puede ser porque el existente -con las AFP- resulta poco atractivo, pues se puede perder más que ganar por cualquier crisis económica internacional; además, al ahorro hay que restarle los cobros por administración y las correspondientes comisiones. Así las pérdidas suman y siguen.

A ello es necesario agregar que en los primeros trabajos son pocos o casi ningún empleador cumple con el requisito de pago provisional o alteran las cifras para disminuirlo. A su vez, los jóvenes no exigen mayores derechos, con tal de no perder los primeros empleos obtenidos.

Sin ahorro o inversiones, cómo podría ser el destino de los futuros adultos mayores. Actualmente hay personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad, que pueden acceder a beneficios del Estado, pero qué pasará más adelante, cuando el número de abuelitos aumente considerablemente.

Según las cifras proyectadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE) para el año 2015, la población nacional de adultos mayores alcanzará cerca de los tres millones de ciudadanos, de un total aproximado de 18 millones de habitantes en el territorio nacional. Los ancianos aumentarán en un 50% sólo en ocho años, siendo la Región de Valparaíso la que tendrá el mayor índice de adultos mayores en Chile en el año 2020.

Sólo faltan siete años para que estas proyecciones puedan hacerse realidad. ¿Estamos preparados para este panorama?. Se ha avanzado en políticas para adultos mayores, eso es cierto, pero sin duda falta vislumbrar un sistema que garantice una vejez digna, libre de miseria y acorde a las necesidades de las nuevas generaciones.



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.