EL Observador

16:43 hrs. Jueves 07 de noviembre de 2013 Alfredo Fernández Piraíno

Buena vista

Cuenta el historiador y político Benjamín Vicuña Mackenna que La Calera tiene una vista privilegiada hacia la zona oriente. En su viaje en ferrocarril desde el Puerto a la capital, hacía notar la espléndida presencia del "Caqui" flanqueado por abundantes bosques esclerófilos que llenan de verdor un paisaje que suele ser más bien semiárido.

Casi un siglo y medio después el paisaje sigue, para fortuna nuestra, ahí. Sólo podríamos corregir a don Benjamín y a muchos caleranos respecto al nombre verdadero de la cumbre que domina la cordillera de El Melón. En efecto, aquella montaña de forma triangular no corresponde al "Caqui" sino al "Caquicito". Es un error frecuente confundir estas cumbres ya que ambas están bastante próximas entre sí, de hecho, están separadas por lo que los aficionados a las montañas llaman el "Gratt" (del alemán ´serrucho`). Ambas montañas se pueden cruzar solo con equipo y entrenamiento de andinismo. De esta forma al "Caqui" se llega desde Catemu y al "Caquicito" desde la Quebrada del Cura. Agreguemos finalmente que la diferencia de altura de ambos cerros es mínima, superando ambos los dos mil metros sobre el nivel del mar.

La Calera es hoy una ciudad bastante más grande y dinámica que la que conoció Vicuña Mackenna. El comercio atrae a numerosas personas de otras comunas que podrían, si levantan la mirada, deleitarse con la vista hacia las montañas.

Pero el panorama desde el centro de la ciudad es bien distinto. El paisaje está ahí, igual que siempre, pero cubierto por una maraña de cables y objetos que cuelgan desde los postes. La "Contaminación visual", como le llaman algunos, es un problema recurrente en las comunas de la zona. Dicen que es muy caro hacer los tendidos bajo tierra y algo de eso habrá ya que comunas ricas (o del primer mundo como Las Condes) tienen solucionado este tema hace mucho tiempo. Lo cierto es no podemos dejar pasar esta situación indefinidamente, la contaminación no es solo atmosférica o acústica y con un patrimonio natural de fondo, lo mínimo que podemos pedir es una buena vista. Ojalá que algún candidato tome nota.



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.