EL Observador

16:13 hrs. Jueves 07 de noviembre de 2013 Eduardo Reyes Frías

Contradicciones del sistema ambiental

"Ya no basta con rezar" proclamó una película de protesta social en 1965. Hoy tampoco basta con marchar en defensa del ambiente. Así lo decidieron el alcalde de Concón, Oscar Sumonte, y los dirigentes vecinales que el 14 de octubre presentaron a la Corte de Apelaciones un Recurso de Protección ante una termoeléctrica de la Refinería Enap Aconcagua.

El reclamo apunta a la directora del Servicio de Evaluación Ambiental en Valparaíso por actualizar el permiso del 2007, omitiendo un nuevo Estudio de Impactos Ambientales. No es creíble que las normas y la situación del lugar hayan permanecido iguales en el tiempo. Además, el gas natural del proyecto no es comparable al aceite extra virgen... En su primera etapa, la termoeléctrica emitirá 460 toneladas anuales de óxidos de nitrógeno y 277 toneladas de monóxido de carbono, cuya interacción con la humedad atmosférica puede provocar lluvia ácida. La generación de ozono es otro factor que advierte un informe sanitario de Concón.

¿Cuál puede ser el motivo de la expedita renovación del permiso?

El criterio con que se interpreta un reglamento repite la tendencia de favorecer el interés económico y reduce las prevenciones sobre la calidad de vida en un área de influencia industrial. Sin embargo, el provecho directo de la Enap se limita, según el proyecto, a 50 Mw de la futura termoeléctrica y traspasa 115 Mw al Sistema Interconectado Central del país. En consecuencia, el ámbito local se queda con "la yapa" energética y con los ?excedentes? ambientales.

La componente economicista, en desmedro del desarrollo con base social, genera resistencias colectivas frente a los proyectos. Pero en el marco del Estado de derecho las normas de salvaguardia van a la zaga de las reacciones ciudadanas. Tanto así que el Ministerio del Medio Ambiente entró en funciones en el 2010, o sea 16 años después de la Ley de Bases Generales del ramo.

Un ejemplo de alcance nacional fue el impacto de los residuos químicos de una planta de celulosa en el río Cruces de Valdivia, demostrado en la mortandad de los cisnes ribereños. No obstante, la industria tenía vigente su autorización. El caso actual y de mayor relevancia corresponde a las infracciones de la empresa Pascua Lama en Atacama, cuyas faenas de extracción de oro fueron sancionadas por la Superintendencia del Ambiente, luego del Recurso de Protección civil en defensa del agua utilizable.

La expansión de Codelco Andina para alcanzar una magnitud similar a Chuquicamata ha motivado una reacción de alerta de 12 municipios y comunidades de la Quinta Región, desde la zona cordillerana del yacimiento hasta el transporte y futuros embarques del producto en Quintero. La inversión de 6 mil 800 millones de dólares se encuentra pendiente, en tanto el Estudio de Impacto Ambiental recibió 2 mil 200 observaciones de organismos públicos y de participación ciudadana. Queda en suspenso el criterio interpretativo del desarrollo sostenible y la legislación ambiental.



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.