EL Observador

19:56 hrs. Lunes 30 de septiembre de 2013 Rodrigo Saavedra Pérez

La eterna lucha por el patrimonio

A menudo, mientras doy una manito de gato a la estación acompañado de mi amiga escoba, los transeúntes se acercan a intercambiar algunas palabras sobre la añosa estación San Pedro Ramal Quintero inaugurada en 1888, y que vino a reemplazar la antigua bodega que se había construido a modo de estación para el paso del ferrocarril que unió la capital con el principal puerto de Chile. Dicha bodega, que se emplazó en parte de los terrenos de la actual plaza Manuel Rodríguez de San Pedro, permaneció hasta 1965.

San Pedro creció en torno a esta edificación ferroviaria, muchas historias y sueños están vivas en el recuerdo de esta edificación, por lo que con aportes de tiempo y el compromiso patrimonial de algunas personas -principalmente del sur de Chile-, se ha logrado entregar la carpeta de antecedentes para su declaratoria como patrimonio histórico. Sin embargo, nuevamente el compromiso de algunas autoridades que tienen competencia en el caso y pueden ayudar a que todo esto llegue a buen puerto, no es fácil.

Que Ferrocarriles del Estado se pronuncie respecto a la declaratoria como monumento histórico es imprescindible, que las autoridades que aún no se suman con su apoyo, que lo hagan, si en verdad les importa el patrimonio, pues han surgido compromisos en esta causa, pero que solo se quedan en las buenas intenciones.

Actualmente el pésimo manejo en términos patrimoniales ha provocado la destrucción de lugares que merecen respeto, tales como algunos cementerios donde descansan nuestros antepasados, que a diario vemos destruir a vista y paciencia nuestra. Nos lamentamos cuando las diversas edificaciones patrimoniales de nuestra provincia desaparecen como arte de magia. Que los adelantos son buenos no tengo duda alguna, pero también con mejores maneras de llevar a cabo el rescate.

Comprendo a los habitantes que con molestia han visto el aplazamiento de la construcción de sus casas debido a trabajos arqueológicos retrasados por malas decisiones. Aunque soy responsable para muchos, solo puedo decir que es difícil trabajar en rescate patrimonial cuando las competencias no son consideradas, y se hace pensar a las personas que el tema es complejo cuando en realidad no lo es.

A la fecha, además de la declaratoria como monumento histórico de la estación ferroviaria, se está postulando a un proyecto Fondart, que tendrá como misión recuperar y restaurar el vía crucis de la actual capilla San Pedro, imágenes con más de un siglo de historia y que se encuentran a mal traer por el tiempo y los terremotos que han resistido.

Rescatar y conservar nuestro patrimonio es tarea de todos.



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.