EL Observador

12:18 hrs. Lunes 26 de agosto de 2013 José Padró Cotroneo

Limitación a la entrega de patentes de alcoholes

La entrega de patentes de alcoholes en las diferentes comunas es un tema siempre debatido al interior de los Concejos Municipales, genera la atención necesaria en la comunidad y como Cámara de Comercio tampoco estamos ajenos a esta regulación, que siempre es extremadamente estricta para los comerciantes minoristas, y aplicada con "guante blanco" para las empresas del retail.

Nos gustaría conocer cómo se fiscaliza la entrega de patentes de alcoholes. Actualmente la Municipalidad de Villa Alemana ha otorgado 205 patentes entre botillerías, patentes de cervezas, los restaurantes y los supermercados. Sin embargo, la Ley -la nueva Ley- exige que por cada 1.200 personas haya una patente de alcoholes, no cada 600 personas como lo exigía la normativa anterior. Y de acuerdo a la población comunal, Villa Alemana está superada en la cantidad de patentes otorgadas. Por otro lado, tenemos la futura apertura de dos nuevos supermercados en la comuna, que solicitarán la entrega de estos permisos, los que deberían ser rechazados.

Más que como integrante de la Cámara de Comercio, como ciudadano de Villa Alemana me parece positivo que se exponga de qué manera se regula la entrega de las patentes, porque el retail en este sentido siempre tiene prioridad de cara a lo que sucede con los botilleros y comerciantes minoristas.

La fiscalización para ellos es sumamente estricta, lo que no es malo, pero nos consta que en las grandes cadenas esta restricción no es tal y vemos niños saliendo con botellas de alcohol desde los supermercados. ¿Quién regula eso, quien fiscaliza? Son algunas interrogantes que nos gustaría aclarar.

Ojalá la ciudad entienda que los supermercados dejan muy pocas cosas positivas para la comuna, pagan patentes irrisorias, provocan graves situaciones viales y le hacen un tremendo daño al comercio minorista.

Pero tenemos como ejemplo una sucursal del Líder en Ñuñoa, que no puede tener patente de alcoholes, pues en esta comuna está suspendida la entrega por parte del municipio, o sea, se está cumpliendo con la ley. Entonces esta regulación se puede hacer cuando hay voluntad de las autoridades.

Por último, hace un tiempo atrás la agrupación de botilleros se organizó para debatir los problemas que los aquejaban y es de esperar que lo sigan haciendo. La Cámara de Comercio tiene toda la voluntad de seguir apoyando a cualquier comerciante, o a sus agrupaciones, aunque no estén adheridos a nuestra institución gremial.



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.