EL Observador

18:25 hrs. Lunes 12 de agosto de 2013 Rodolfo Jiménez Ramírez

Nueva cédula de identidad

Sin lugar a dudas, los documentos de identificación tienen una vital importancia en el desarrollo de la vida de los ciudadanos, a partir de éstos las personas nos identificamos, acreditamos nuestros datos e interactuamos adecuadamente en sociedad. En ese tenor, resulta importante destacar que el próximo dos de septiembre se iniciará en Chile un nuevo sistema de identificación cuya principal novedad radica en que se emitirá una nueva cédula de identidad electrónica y un nuevo pasaporte electrónico.

El nuevo sistema se perfila como del todo necesario, considerando que los actuales documentos de identidad datan desde 1999 en lo que respecta a diseño y tecnología, haciéndose necesaria su modernización. Este nuevo sistema consiste en la incorporación, entre otras cosas, de un nuevo procedimiento automatizado de identificación por biometría facial y dactilar, verificación de identidad y sistema de captura de datos 100% electrónica, siendo interesante resaltar que los diseños de los nuevos documentos se crearon con la participación de la ciudadanía, la que escogió los símbolos que se incluyeron en éstos.

La innovación en los documentos significará mejoras en la atención de los usuarios en las oficinas, atención en terreno y consulados, mediante aplicaciones informáticas y dispositivos electrónicos que facilitan y mejoran la captura de datos con imágenes mejor definidas y de alta calidad. Del mismo modo, entre las ventajas de estos nuevos documentos se encuentra el hecho que éstos darán mayor certeza en la identidad de las personas en transacciones presenciales y virtuales, en el caso de la cédula de identidad electrónica, prevendrán la falsificación y la adulteración, facilitarán la verificación de identidad del titular y las características de seguridad permitirán comprobar de manera fácil y rápida la autenticidad del documento, los pasaportes electrónicos permitirán interoperabilidad mundial, lo que facilitará y acortará considerablemente los tiempos de ingreso a los países que cuenten con controles de frontera automatizados.

Asimismo, la nueva documentación constará con firma electrónica, además de un chip que contendrá información de acceso público y de acceso restringido, tales como RUN, nombres y apellidos, fecha de nacimiento, nacionalidad, sexo, fecha de emisión, número de serie del documento, entre otros. Ambos documentos mantendrán su valor actual y el tiempo de entrega de una renovación de cédula de identidad será de ocho días hábiles y del pasaporte de seis días hábiles.

Así, a contar de septiembre, nuestro país contará con un moderno y eficiente sistema de identificación, a la vanguardia mundial en diseño y tecnología, situación que obviamente, redundará en mejorar la seguridad de nuestros ciudadanos, evitando entre otros aspectos, las nunca deseadas suplantaciones de datos e identidades falsas.



Portadas El Observador


 
 

Casa Matriz
La Concepción 277. Casilla 1 - D.
Quillota, V Región, Chile.